domingo, 13 de mayo de 2012

Mitades de limón







Las mujeres están desnudas en el vestuario limpiándose el olor a pescado, frotándose mitades de limón en su piel. Ninguna habla. Están demasiado cansadas para eso. Dos de ellas intercambian alguna palabra sobre algo que van a hacer juntas el fin de semana. Pero la mayoría lo único que quiere es quitarse el olor a sashimi que las persigue hasta la hora de irse a la cama y aún al despertar. Y huir de allí. A un lugar sin pescado. Con hombres que las deseen de verdad. O que lo finjan mejor.

"Mapa de los sonidos de Tokyo"




Fotografías: Elena Sicilia

3 comentarios:

  1. Genial entrada. Me encanta la afilada frialdad de las dos últimas, la muerte metálica de los hijos del mar. Un beso sin escamas. ;)

    ResponderEliminar
  2. Muerde el pez sin ojos, clava su fría piel en lo más hondo.


    (sonrisa)

    ResponderEliminar